martes, 22 de diciembre de 2015

ESTRELLAS MADURAS DEL PORNO

A estas alturas de la película a nadie debería sorprenderle ya que lo de las MILF, las madres que me follaría en su traducción española, es algo que pega bastante fuerte en el mundo del porno, aunque no está claro si es un reflejo de la atracción que sentimos por las mujeres mayores que nosotros en el mundo real o si en nuestra vida cotidiana nos fijamos en ellas porque recordamos según qué vídeos de esta categoría que hemos disfrutado previamente en internet.

Se trata de mujeres XXX que ya son –o por edad podrían serlo- madres, a veces con hijos adolescentes y todo, y por lo tanto de treinta y muchos a cincuenta y pocos años aproximadamente, que a pesar de los estragos de la vida siguen estando más que de buen ver y atraen las miradas de los chicos. Porque no es cierto que a los hombres nos atraigan solamente las chicas más jóvenes que nosotros: a la mayoría nos gusta un amplio abanico de edades, pero a algunos les atraen especialmente estas MILF y sin duda consumirán porno protagonizado por ellas.

Doble de Paz Vega versión porno en videospornoespanol.name

No es una tendencia alternativa o rara, al fin y al cabo una de las estrellas porno más buscadas aún ahora, a pesar de que en diciembre de 2014 anunció su retirada a los 42 años, es Lisa Ann, una de las MILF por excelencia del cine XXX, con más de 400 películas porno español a sus espaldas y considerada una de las mayores estrellas de la historia de esta industria.

También conocidas como “cougars” como nos explican desde videos porno español, término que significa “puma” y que prefieren por ser menos soez, hay y ha habido muchas actrices porno que pasaban de la edad supuestamente ideal para mostrar el cuerpo y atraer a los hombres. Las hay que tienen más de 50 primaveras y hasta algún caso de más de 60 o 70, si bien esto es más habitual en los hombres, que por naturaleza sufren un declive físico menos visible que las mujeres.

Otro de los casos más destacables es el de la estrella alemana Deauxma, una mujer que ya cuenta 55 años y que debutó en el porno... ¡a los 45! Por lo tanto, a diferencia de Lisa Ann, que empezó jovencísima y se fue adaptando al envejecimiento al reciclarse como MILF, la alemana ya debutó expresamente como actriz porno madura.

¿Qué es lo que tienen estas mujeres? ¿Cómo pueden destrozar el mito de que al sexo femenino se le pasa la edad de ser sexualmente activo muy pronto? La respuesta es que una vez derribados los muros de las convenciones sociales anticuadas, una mujer madura tiene más que ofrecer que una chica joven e inexperta. Es lo mismo que en las típicas películas de gays maduros que se ven mucho en el porno gay español, donde hombres maduros muestran sus dotes y experiencia. La experiencia, por supuesto, pero también una forma de ser y vivir la vida que es más tranquila y que a muchos hombres les atrae más que los constantes cambios de humor, la explosividad, la timidez sexual y la indecisión que caracterizan a muchas mujeres cuando son jóvenes.


Por supuesto, todo esto aparte de posibles casos de complejos de Edipo y obsesiones sexuales por la tercera edad, que algún porcentaje de culpa en este interés por las maduras seguro que tienen.