El misterio de la muerte de Emiliano Sala

Los investigadores militares británicos van a realizar una búsqueda submarina del avión que desapareció con el futbolista argentino Emiliano Sala a bordo después de que el gobierno de su país pidiera al Reino Unido que ampliara la caza. El desarrollo se produjo cuando se supo que dos cojines que se creía que provenían del avión desaparecido habían aparecido en la costa de Francia, a unas 20 millas de la última ubicación conocida de la aeronave.

Los expertos en salvamento del Ministerio de Defensa trabajarán junto a especialistas en naufragios contratados en forma privada por la familia de Sala para buscar el avión, que desapareció el lunes pasado sobre las Islas del Canal de la Mancha en ruta de Francia a Cardiff. La Oficina de Investigación de Accidentes Aéreos del Reino Unido (AAIB) ha identificado una “zona de búsqueda prioritaria” de unas cuatro millas náuticas cuadradas (14 kilómetros cuadrados) en la que cree que pueden encontrarse los restos del avión. Ha encargado a un equipo de salvamento y operaciones marinas del Ministerio de Defensa que intente localizarla. El inicio de esta operación se está retrasando por el mal tiempo.

En el fondo del mar

La AAIB dijo que había estado investigando la posibilidad de buscar en el fondo del mar desde que el avión desapareció. La búsqueda activa del delantero del Cardiff City Sala y del piloto David Ibbotson fue detenida el pasado jueves por el capitán del puerto de Guernsey, lo que provocó una protesta de la familia de Sala y de una serie de futbolistas argentinos, entre ellos Lionel Messi.

El miércoles por la noche, la embajada argentina en Londres sugirió que la búsqueda se había acelerado de nuevo después de su intervención. En un comunicado decía: “El Secretario de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Jeremy Hunt, confirmó hoy que el gobierno británico ha accedido a la solicitud del gobierno argentino de ampliar la búsqueda de la aeronave desaparecida.

“En una carta dirigida a su homólogo argentino, Jorge Faurie, Jeremy Hunt informó que tan pronto como las condiciones climáticas lo permitan, la AAIB (Air Accidents Investigation Branch) iniciará la búsqueda submarina. También expresó su solidaridad con la familia de Emiliano”. A primeras horas del miércoles se supo que dos cojines de asiento azul, que se cree que eran del avión, habían aparecido en una playa francesa.

Una auténtica desgracia

La AAIB dijo: “El lunes 28 de enero por la mañana, el Bureau d’Enquêtes et d’Analyses, la autoridad francesa encargada de la investigación de seguridad, nos informó de que se había encontrado parte de un cojín de asiento en una playa cercana a Surtainville, en la península de Cotentin.

“Un segundo cojín fue encontrado en la misma área más tarde ese mismo día. De un examen preliminar, hemos concluido que es probable que los cojines sean de la aeronave desaparecida“.

Y añadió: “Desde que abrimos nuestra investigación de seguridad, hemos estado recopilando pruebas como los registros de vuelos, aeronaves y personal, y hemos estado analizando los datos de radar y las cintas de tráfico aéreo.