¿En qué consiste el diastema dental?

El diastema dental es un concepto que se usa para hacer alusión a la separación que se puede dar entre los incisivos superiores. Aunque durante muchos años se ha considerado esta condición como un aspecto estético que le da a la sonrisa una connotación sensual, la realidad nos dice que es un espacio que se puede eliminar a través de tratamientos odontológicos.

En ese sentido, en este caso nos concentramos en explicar todo aquello que está relacionado con el problema de los dientes separados diastema y cada una de las posibilidades que nos ofrece el mercado, ya que se trata de una condición que se pueda atender.

El diastema dental

Los diastemas pueden ser una consecuencia de una diferencia en el tamaño de los dientes, la falta de un diente o si el frenillo labial es demasiado grande. En cuanto al frenillo labial se recuerda que es el tejido que va desde el interior del labio hasta la encía, en el sitio en que se ubican los dos dientes delanteros superiores o las paletas como se dice coloquialmente.

Los diastemas también pueden ser un resultado de problemas en la alineación de la boca, un ejemplo de ello es la sobremordida horizontal o la protrusión de los dientes. De acuerdo con la causa también va a ser la solución para estos dientes separados.

¿Cómo se trata el diastema dental o dientes separados?

Son múltiples las opciones que pueden ser seleccionadas para la corrección de los dientes separados, según se trate la valoración que el odontólogo o el orto desista realice, en función de la edad y el caso del paciente.

  • Conservar el diastema.
  • Un tratamiento con ortodoncia para mover los dientes y así cerrarlos.
  • Utilizar carillas dentales, unas carillas de porcelana en la zona exterior de los dientes. Se recuerda que son láminas muy finas de porcelana cementada o composite adherido.
  • El uso de coronas y puentes, al igual que es sustituir los dientes con implantes dentales si se trata de un adulto.
  • En el caso que el frenillo labial sea demasiado grande, es posible realizar una frenectomía, que se trata de la modificación del frenillo para que cuente con más flexibilidad.
  • Si la frenectomía se realiza para un niño, el espacio quizá se pueda llegar a cerrar por su cuenta. En los casos de adolescentes o un adulto, podría ser necesaria la ortodoncia para cerrar el espacio.

Por regla general es el orto desista como especialista quien se encarga de tratamientos de esta anomalía en los dientes, aunque todo va a depender de la causa para que se tomen decisiones. Es fundamental que se acuda con el dentista para determinar cuál de todas las posibilidades es la más pertinente según el caso.